Qué visitar

Iglesia El Salvador

Geolocalización

Monumento nacional. Es uno de los edificios más sobresalientes de la sierra. Su construcción es de época de los Reyes Católicos, aprovechándose las piedras del Castillo demolido con anterioridad. Aún puede observarse su clara estructura mudéjar. Consta de tres naves y puede clasificarse entre los monumentos religiosos del siglo XIII al XIV, cuya construcción se inició una vez terminada la Reconquista por Fernando III. La cabecera del templo se levantó en el siglo XV y fue decorada con pinturas de esta época que aún pueden observarse detrás del retablo barroco. Un original artesonado mudéjar, en buen estado de conservación, cubre la nave central, fue realizado en el siglo XV, todo policromado y de bella ejecución. Llamativo es el pequeño artesonado que cubre el Baptisterio.

Presenta tres portadas: la principal que mira al norte, de finales del siglo XV; en el lado sur permanece todavía la puerta, del siglo XIV, con arco apuntado de ladrillo, del gótico - mudéjar; y la poniente también del siglo XV-XVI, con airoso pórtico. Delante de la puerta hay mosaicos de piedras filonianas de la región del siglo XVI, formando rosetas y dibujos geométricos. Interesantes son los retablos dieciochescos, como los de la Virgen del Rosario, la Inmaculada y las Benditas Animas así como las pinturas murales de la nave central y un cuadro de Fray Diego Delgado del siglo XVII.

Iglesia El Salvador

RETABLOS

La retabilística del siglo XVIII se halla dignamente representada por varios altares de la parroquia: el mayor, los de la Virgen del Rosario y la Inmaculada y el de las Benditas Animas. El primero debió hacerse a mediados de la centuria y consta que se doró en 1.787. Se estructura en basamento, cuerpo, con tres calles separadas por grandes estípites, y ático semicircular. De su iconografía originaria sólo conserva el relieve de la Transfiguración, en el que sorprende la forzada disposición de los apóstoles, vueltos hacia el espectador, y la efigie de San Miguel, cuyo valiente dinamismo contrasta con la ingenuidad compositiva del referido relieve.

Los retablos de la Virgen del Rosario y la Inmaculada están en los testeros de las naves laterales. El primero es de 1.766, tiene planta bastante movida y consta de banco, cuerpo y ático. La titular, que es una imagen de serie y sin interés, está en un templete coronado por dosel. En el ático debió haber un crucifijo, pero en su lugar hay ahora una efigie de San Pedro. El de la Inmaculada fue rehecho tras la Guerra Civil, y su parte más interesante es el ático, que es el de origen. Al igual que el anterior, es de estípites y debió hacerse a mediados del siglo XVIII. Ocupa su hornacina central una imagen de candelero de la Virgen de los Dolores, cuyas manos entrelazadas subrayan el recogimiento de su pena.

Presidiendo la capilla de las Benditas Animas, que hoy es del Sagrario, hay un retablo de hacia 1.788, año en que se concluyó dicha capilla. Ha perdido las columnas que flanqueaban el relieve de las Ánimas, en cuyo plano celestial aparecen la Virgen del Carmen y el Padre Eterno. La iconografía se completaba con el Cristo de la Vega, que centraba el referido relieve. Hoy, en su lugar, hay un crucificado moderno.

Iglesia El Salvador

Iglesia El Salvador